sábado, 5 de julio de 2014

La empanada

(Del libro de cuentos infantiles "Cuentos de Emergencia", de Carolina Meneses Columbié)

Dibujo de Cecilia Almarza Nazar

Me ocurrió durante las Fiestas Patrias. Cuando le iba a dar la primera mordida a la primera empanada de pino de la temporada, escuché un sonido misterioso que venía de su interior. Sus entrañas sonaban más o menos así:
¡CRASH, CRESH, BRUUU!
Llenándome de valor y agarrándola fuerte con ambas manos, pregunté en voz alta:
-¡QUIÉN ESTÁ ALLÍ?
La respuesta no tardó, el sonido volvió a repetirse:
¡CRASH, CRESH, BRUUU!
Entonces, ocurrió lo verdaderamente increíble: la misteriosa empanada comenzó a hincharse como si fuera a explotar. Pero, por suerte, se detuvo antes de hacerlo. 
Me asusté tanto que la solté. La empanada, en lugar de caer al suelo se mantuvo en el aire.
Yo no sabía si reírme o si salir corriendo. Al final no hice ninguna de las dos cosas, estaba paralizado viendo cómo la empanada se mantenía flotando a la altura de mis ojos.
Hizo cuatro movimientos rápidos:
Hacia la derecha.
Hacia la izquierda.
Hacia abajo.
Hacia arriba.
Se quedó quieta un instante y salió disparada.
Se fue volando por la ventana, a toda velocidad y echando humo por la cola. 
Me la quedé mirando con la boca abierta, hasta que se perdió en el cielo.
Todavía me estoy preguntando si sería una empanada extraterrestre o una nave extraterrestre disfrazada de empanada. ¡Quién sabe!

© Carolina Meneses Columbié, 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada