miércoles, 24 de junio de 2015

Unos vecinos muy especiales

Dibujo de Cecilia Almarza Nazar

En lo alto de la colina hay dos casuchas separadas por cinco metros. En la casucha de la derecha vive el mago Lesín. En la de la izquierda,  la bruja Katya.
Lesín  es  un viejo feo con un talento extraordinario para cantar y componer.
Katya, joven y bella, prepara pócimas fabulosas y puede transformarse en lo que se le ocurra.
Lesín está enamorado de Katya y para conquistarla le compone canciones que le canta al anochecer y al amanecer.
Katya no ama a Lesín, aunque le gustan sus canciones  y  su hermosa voz de tenor.
Un día Lesín se arma de coraje y le pide matrimonio.
–¡Por nada del mundo me casaría contigo! –le responde Katya dándole la espalda.
Lesín no se rinde. Luego de mucho pensar, compone la canción más hermosa jamás escuchada en este mundo ni en otros. Espera la primera noche de luna llena, hace gárgaras con claras de huevo, afina con el Do,Re, Mi, Fa, Sol. Se pone a cantar.
Katya lo escucha y siente un calor extraño en el rostro. Su cuerpo se descontrola y va sufriendo las más diversas transformaciones: en una luna, en un sol, en un unicornio, en una lechuga y en una lechuza; en un ramo de flores, en un altar, en un anillo  de matrimonio y al final, en ella misma aun más hermosa.
Al día siguiente, a primera hora, Katya cuelga un letrero de “Se arrienda” en la puerta de su casucha, y parte a buscar a Lesín para casarse con él.


© Carolina Meneses Columbié, 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada